Lléname la boca: Un Relato Erótico


Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Lléname la boca: Un Relato Erótico PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Lléname la boca: Un Relato Erótico. Feliz lectura Lléname la boca: Un Relato Erótico Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Lléname la boca: Un Relato Erótico en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Lléname la boca: Un Relato Erótico Pocket Guide.
Relatos Eróticos, Relatos Porno, Relatos XXX

About the author

Yo estoy acostado en la cama. Te giras a besarme y le dejas tu culo parado y expuesto, él se acerca y te penetra otra vez. Te tira sobre mí. No sé si esta vez duró una eternidad o unos minutos. Las embestidas de tus pechos en el mío.

Le decís: cojeme fuerte, enterrame tu pija, quiero que me cojas siempre, no pares, te gusta mi concha? Te empezó a dar sacudidas de pija en tu cuerpo y en tu concha mientras yo te agarraba con fuerza las tetas Explotó de semen adentro tuyo y tu orgasmo fue tan intenso que lo besaste con fuerza y le limpiaste la pija con tu boca Te pusiste en cuatro y mientras yo te cojía le dabas una chupada espectacular. Tenías el agujero super dilatado y le dije a nuestro invitado que te cojamos juntos Cuando entraron las dos pijas juntas tus jadeos se transformaron en gritos y aullidos de placer.

Nos movíamos juntos y nuestras pijas se frotaban juntas Te dimos vuelta y agarramos nuestras pijas y nos pajeamos enfrente tuyo Te recostaste llena de leche y te metiste 2 dedos en la concha para echarte otro polvo. El día de tu cumpleaños numero 33 tome la decisión de llevar a cabo mi fantasía, así que entré a internet e hice unas cuantas llamadas.

La cita estaba hecha para las p. Después, te llame y te pedí que te arreglaras, porque esa noche seria una noche espectacular. Al llegar a casa mi sorpresa fue enorme. Siempre te vi hermosa, pero esa noche estabas sensacional. Traías puesta una blusa, de esas que no llevan espalda, lo que despertaba unas ganas tremendas de morderla. Apague todas las luces de la casa y encendí unas velas. Después, fui a la cocina y destape una botella de vino que serví en unas copas de cristal.

Alargue mi mano para entregarte una. Cuando la tomaste, te sujete de la cintura y te acerque hacia mi y te di un beso apasionado. Estuvimos bailando, bebiendo y conversando por espacio de una hora y media. Por un momento, perdí la noción del tiempo, estaba tan aturdido con mis pensamientos y admirando el hermoso cuerpo que tenés. Me levante y me dirigí hacia la puerta. Al abrirla estaban dos tipos. Uno de ellos media aproximadamente 1.

Vestía unos pantalones ajustados color negros y una camiseta ceñida del mismo color que hacia que resaltaran su gran pecho y sus brazos perfectamente moldeados. El otro era un poco mas alto, media cerca de 1. Vestía unos jeans azules muy ajustados y una remera color blanca.

Pero vos no lo sabías En ese momento, vi tus ojos asustados, estabas paralizada del miedo, y no podías articular palabra. Te tranquilice diciéndote:. Javier e ivo solo son strippers! Vos soltaste un suspiro de tranquilidad y te noté mas tranquila, te levantaste del sillón y los saludaste con un beso a cada uno. Vos estabas sentada en el sillón de frente a ellos, con las piernas cruzadas y tus ojos vivaces no dejaban de recorrer cada centímetro de los cuerpos bien formados de Ivo y Javier.

Tu excitación comenzaba a hacerse obvia. Me senté a una lado del sillón, con la finalidad de no perderme detalle del show que estaba por comenzar. Ambos mostraron su profesionalismo con el dominio de movimientos que despertaban cada vez mas tu interés. Al levantarte, quedaste en medio de ambos strippers, pero mantenían una distancia prudente. Fue Ivo el primero en quitarse la remera que llevaba puesta, dejando su fuerte torso desnudo, el cual quedaba a la altura de tu cara. Al sentir esto, diste un pequeño sobresalto y volteaste quedando de frente a Javier, con un movimiento de su mano y una sonrisa te indico que te voltearas y vos comenzaste a acariciar su cola, al tiempo que con la otra mano, acariciabas su pecho.

Después fue ivo quien quedo solo en tanga. Te tomo por las caderas y te acerco suavemente con movimientos muy cadenciosos. Los pezones estaban duros, y daban la impresión de pedir a gritos de ser cubiertos por la lengua de alguno de esos strippers. Estabas en un estado de completo éxtasis. En un momento, cerraste tus ojos y te dejaste llevar por las caricias de aquellos hombres de cuerpos esculturales, podía ver como disfrutabas la sensación que provocaban en vos cuando te recorrían con sus manos, y rozaban sus cuerpos desnudos contra el tuyo.

Nuevamente, buscaste mi ojos, y con una mirada, como la de una niña que esta a punto de hacer una travesura, me dijiste:.

Lléname la boca. Relatos Porno #3 Sexo Oral by Dulce Veneno | NOOK Book (eBook) | Barnes & Noble®

Yo asentí y trague saliva. Entonces, vos te pusiste de frente a Javier y comenzaste a buscar su boca, como queriendo besarla, pero al momento que Javier se acercaba para darte un beso apasionado, vos te quitabas de una forma traviesa. Esta actitud comenzó por excitar a Javier, lo cual se podía ver en su tanga.

Al fin, el te tomo por la cintura y te acerco a su cuerpo, dejando que su verga rozara tu cuerpo.


  • Trasiego y almacenamiento de aceites de oliva. INAK0109;
  • Relato porno Por el culo a mi clienta xxx.
  • Las 7 Dimensiones de Poder V: Autohipnosis para Evitar Fracasos.
  • Argenta chupa y chupa hasta que su boca se llena de semen. No le avisaron y tuvo que tragar todo!
  • Relatos eróticos de cornudos: Los primeros cuernos que le puse a Juan.
  • El fuego secreto (Las crónicas del alquimista nº 1).
  • Unas gotas de aceite.

Tenia una verga tremendamente grande y gruesa. Se puso detras tuyo y comenzó a frotarte entre tus piernas. Vos, al sentir las dimensiones extraordinarias de Ivo, abriste los ojos, que hasta entonces, mantenías cerrados por estar besando a Javier. Los tres estuvieron jugando por un pequeño rato. Frotando sus musculosos cuerpos contra el tuyo, que hacia contraste por la finura de tu complexión. Finalmente, te pusiste de frente a Javier y le quitaste la tanga que cubría su erección.

Tu sorpresa fue aun mayor al darte cuanta que Javier era poseedor de una verga aun mas grande que la de Ivo. Tomaste aquel enorme miembro con ambas manos, y comenzaste a masturbarlo mientras me veías. Te gusta como me veo? Poco a poco, se fueron lubricando hasta llegar el punto en que entraban a tu boca con mucha facilidad. Vos seguiste chupando por un buen rato. Se metió entre tus piernas y acerco su verga a tu clítoris. No te penetro inmediatamente, sino que comenzó a pasar su verga de arriba abajo, masajeando tu concha.


  • Historias breves para leer sentada/o en el W.C..
  • Elogio de los saberes dispersos!
  • Conoce más yendo a Instagram....
  • Video Similares;
  • Alle boeken van auteur Dulce Veneno ().
  • El fenómeno del ateísmo contemporáneo?

Ivo se puso a la altura de tu cara y metió su pija en tu boca. Yo me acerque y me dedicaste una mirada llena de satisfacción y con la mano comenzaste a masturbarme. De pronto, Javier arremetió con toda su lujuria contra vos, metiendo ese gran trozo de carne caliente, sin embargo, solo metió hasta la mitad , debido a sus dimensiones. Javier continuo moviéndose suavemente y con firmeza, mientras que ivo hacia lo mismo, pero con tu boca.

Mi esposa estaba siendo cogida por tres hombres. La enrome verga de Javier entraba sin ninguna dificultad dentro de mi mujer, que para entonces, ya habías experimentado tu segundo orgasmo, mientras que ivo llenaba toda tu boca con ese gran trozo de carne.

El amigo de mi hijo me folla bien dura y me echa su leche en la boca

Ivo se sentó a un lado de ustedes y te pidió que te sentaras encima de su verga. Yo estudiaba tu expresión con cada centímetro que penetraba en vos. Realmente lo estabas disfrutando. La puso en tu culo y se preparó para penetrarte.

Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico
Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico
Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico
Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico
Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico
Lléname la boca: Un Relato Erótico Lléname la boca: Un Relato Erótico

Related Lléname la boca: Un Relato Erótico



Copyright 2019 - All Right Reserved